Programa de información y apoyo dirigido a cuidadores y familiares de enfermos con demencias

Ley de Dependencia

Es dependiente, según reconoce la Ley (art. 2.2) aquella persona que se encuentra en una situación que impide llevar a cabo las actividades básicas de la vida diaria y por consiguiente precisa ayuda importante de otras personas para realizarlas.

La Ley (art. 26) establece 3 grados de dependencia:

  • Grado I. Dependencia moderada: Personas que necesitan ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria, al menos una vez al día.
  • Grado II. Dependencia severa: Personas que necesitan ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria dos o tres veces al día, pero que no requieren el apoyo permanente de un cuidador.
  • Grado III. Gran dependencia: Personas que necesitan ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria varias veces al día y que por su pérdida total de autonomía, necesitan el apoyo indispensable y continuo de otra persona.
El presente contenido tiene carácter orientativo y divulgativo, y no pretende sustituir el diagnóstico realizado por un profesional sanitario, por lo que no debe someterse a tratamientos ni seguir consejos sin dirigirse antes a un profesional sanitario. Ante cualquier duda respecto a su contenido, diríjase a su profesional sanitario.